Arcadia, Oregon 97102, EE. UU.
jueves, febrero 22, 2018


Si os gustan los videojuegos, estoy segura de que habréis, por lo menos, oído hablar de Life is Strange. Ya no os digo jugadores de PC únicamente porque en PS4 también lo tenéis disponible (y bien barato, ¡os dejo avisados!). Salió hace un par de años y no sé como llegó exactamente a mi radar pero decidí jugarlo y mi sorpresa fue más que grata. De alguna forma se convirtió en uno de mis juegos favoritos del 2016 porque me pareció cercano, interesante, ameno, con una buena historia y personajes carismáticos pero sobre todo, original.

#Life is Strange

En Life is Strange manejamos a Max, una estudiante de últimos cursos que quiere ser fotógrafa profesional y acaba volviendo a su pueblo natal, Arcadia Bay, para estudiar en una prestigiosa escuela gracias a una beca. En Arcadia Bay la espera su mejor (y enfadadísima) amiga del colegio, Chloe. Temeraria, malhablada, sin miedos y sin complejos, problemática... y peliazul. Chloe es todo un personaje que, personalmente, me llamó muchísimo la atención no solo por la fuerza arrolladora que demuestra, si no por sus vulnerabilidades y necesidades que acaba compartiendo con Max. Chloe es un personaje que no lo ha tenido fácil en Arcadia Bay y en ese momento menos aún ya que la persona más especial para ella, Rachel Amber ha desaparecido sin dejar rastro alguno... y todos acaban dandola por perdida o algo peor.

Durante el primer título vivimos lo que sucede en Arcadia Bay de la mano de Max, personaje que personalmente me pareció demasiado pasivo, adormilado y con falta de voz... Eclipsada continuamente por todos los personajes que la rodean porque, sinceramente, son buenos a rabiar. Sin embargo es un juego que disfruté a (precisamente) rabiar por eso, por todo lo que vas viviendo y descubriendo. Con giros maravillosos de la trama, una banda sonora de diez (de verdad, ¡qué música!) y una jugabilidad sorprendente con los viajes temporales de Max, podemos tomar diferentes decisiones y ver en un futuro cercano las consecuencias que puede suponer... Porque si, en este juego, todo lo que decidamos tendrá consecuencias importantes e irrevocables en el inesperado final.


Y como eje central, Max y Chloe, por fin reunidas tras años de no saber nada la una de la otra. Y el fantasma de Rachel Amber sobre ellas y muchos sueños y decepciones. Porque, supongo, la vida es extraña de formas que no podemos imaginar.

#Life is Strange: Before the storm

Ya os aviso de que Life is Strange, en  principio, tiene un final cerrado... pero deja abierta una gran incógnita. ¿Qué pasó con Chloe antes de Max llegara? ¿Qué relación tenía con Rachel? ¿Qué pasó con ella? ¿Cómo llegaron todos los personajes que nos conocemos por el camino a la situación en la que los encontramos? Pues aquí es donde llega Before the Storm. Y sinceramente, ¡creo que tenia todavía más ganas de jugarlo! Porque Rachel es un personaje que me generaba muchísima curiosidad y porque Chloe es otro que me enganchó desde el primer momento. Así que conocer la historia de estas dos preciosidades se me antojó muy necesario... y creo que acerté porque ya os aviso de que me está gustando mucho más que su antecesor (que en orden temporal, es su secuela).

Cronológicamente se sitúa un poco después de la marcha de Max y cuando Chloe todavía estaba forjándose el inicio de la que después sería su fama. En Arcadia Bay se están posicionando todas las fichas de la partida de ajedrez que vendrá después pero, sobre todas las demás cosas... Conocemos a Rachel. A la de verdad, no de oídas u historias. A la chica perfeccionista, idolatrada por todos los que la conocen de notas perfectas y una actitud todavía más perfecta... O eso parece porque bajo la fachada que lleva por bandera se oculta otra persona mucho más vividora que necesita que la acompañen en sus locuras y la entiendan y la ayuden a soltarse.


Cuando jugamos al primer juego notamos un agujero enorme en la historia, no sabíamos que había pasado antes y Chloe apenas aportaba información. En este juego lo descubrimos a lo largo de tres capítulos (cuatro, si tenemos la versión Deluxe del juego que yo de momento he obviado porque no me apetece volver a jugar a Max, la verdad) cada cual más intensos. Ya desde el primero, con la explosión de Rachel y sus tremendas consecuencias nos damos cuenta de algo que para mi ha sido muy importante; este título tiene un tono más serio, más fuerte, más dramático y realista. Y ya no hablo solamente de que no tenemos poderes ni podemos retroceder en el tiempo como Max, si no por las situaciones que se nos presentan. Desde la situación personal de Chloe y la difícil transición de una adolescencia rebelde, la superación de la muerte y ver cómo su madre rehace su vida a la que es, en cierto modo, la piedra angular de este juego; La vida de Rachel. En apariencia perfecta pero en la realidad, un drama que nos hace plantear decisiones complejas.

Y quizá es este hecho por lo que me ha gustado más. Me ha resultado cercano, he empatizado mucho más con sus personajes y las situaciones que vivían porque creo que todos hemos pasado fases parecidas y hemos tenido sentimientos similares, y comparar lo que hubiese pensado yo en ese momento con lo que pienso ahora me ha resultado, de verdad, muy curioso. Porque no dejan de ser adolescentes a veces tratando temas que se les escapan de las manos y a mi me daban ganas de decirles, "¡Madurad, hombre!" y sonreía al darme cuenta de que habían conseguido llevarme ahí, a ese punto de la adolescencia donde todo importa demasiado y un instante suspendido en el tiempo podía significar el mundo entero. Donde podíamos tomar grandes decisiones a la ligera sin pararnos a pensar las consecuencias y cómo la vida nos ponía de por medio mil situaciones más que nos hacían, quizá, alejarnos de ello sin dejar de vivir.

Es como mejor lo puedo explicar. Y ojalá vivir más a ambas porque son personajes maravillosos, fuertes e incluso me atrevería a decir que muy reales. Rachel y Chloe son mi pareja perfecta y os digo, con la boca bien grande que de los dos este es mi gran favorito. Es que no puedo quererlas más. Si estáis planteandoos jugar a este juego entonces mi respuesta es un rotundo: SÍ. Merece la pena totalmente. De hecho, ni corta ni perezosa, le daría un 9/10.

Como dato aparte, podéis encontrar ambos juegos tanto para PC (Steam) como para PS4 y a precios realmente asequibles y bajos así que no dejéis pasar la oportunidad de probarlos.

¡Espero que os haya gustado, amores!
¿Habéis jugado a Life is Strange? ¿Y a Before the Storm? ¡Contadme vuestras opiniones!
Un abrazo enorme.


lunes, febrero 19, 2018


Hoy es día de mini Haul porque el otro día paseando por Primor encontré una serie de cositas que me llamaron muchísimo la atención. Sigo en busca de mi rutina de piel perfecta porque soy un poco complicada y exigente. Sobre todo busco sérums y cremas hidratantes que me aporten lo que necesito, mucha agua y la retención de la misma sin engrasar o sacarme brillos porque que se me quede la cara pegajosa o demasiado brillante no me gusta nada, nada. Así que cual fue mi sorpresa al ver que habían traído nuevas marcas y encima con una pinta estupenda. Gracias al paseo, mi whislist creció un montón pero decidí traerme estas dos cositas de las que ahora os hablaré y de paso, la archiconocida Blazin' de W7. 

Aviso a navegantes, ¡coged un café que esta entrada va a ser larga!


Blazin' de W7 

Esta paleta es lo que se conoce como un clon. No creo que os preguntéis de cual porque el parecido salta a la vista pero por si acaso alguien aún no la conoce, es la copia de la Naked Heat de Urban Decay (cuyo precio ronda los 50€). Me encantan los tonos rojizos pero los utilizo en ocasiones especiales y no tanto para el día a día por lo que hacer esa inversión por ahora innecesaria me parecía excesivo. W7 es una marca conocida ya por clonar todo lo habido y por haber así que costando apenas 6 € decidí probar y mi sorpresa fue tal que monumental. ¿Habéis visto qué swatches más pigmentados? No me esperaba este resultado ni por asomo. Normalmente no he tenido muy buenas experiencias con las copias de otros productos y suelo preferir el original. Tampoco había probado nada de esta marca y si os soy sincera, tampoco me llamaba mucho la atención... ¡Qué equivocada estaba! No tengo claro si es solo esta paleta o todas pigmentan de la misma manera pero vaya, que es un acierto.

Los tonos rojizos y dorados del packaging resultan llamativos aunque cuando la cogemos nos damos cuenta de que es de estilo lata y muy ligera. Casi como si no llevase nada dentro. El cierre es a presión y el olor tampoco es de mis favoritos ya que huele tirando a químico... Pero una vez la abres te das cuenta de lo preciosísima que es. Por la parte de atrás tenemos información sobre el producto y su composición y el nombre de las sombras indicando, además, que contiene un total de 15.6 gramos. Por dentro la paleta se compone de 12 sombras en una distribución exacta a las Naked con tonos mate, satinados y algo de shimmer (pero poquito). Todos los tonos son bonitos a rabiar e incluso veis que los más claros pigmentan mucho y tienen unos destellos preciosos. Mi favorita es la sombra Hot Stuff, que es un rojo-rosa con destellos dorados y anaranjados. No tengo ninguna sombra parecida y me robó el corazón desde el primer momento. El resto de ellas son también una preciosidad y las mates pigmentan mucho, lo cual es de agradecer ya que suelen pecar de lo contrario en este tipo de paletas.

En cuanto a la aplicación, yo ya las he utilizado y no siento que se pierdan una vez las difuminamos con el pincel. Evidentemente todas pierden algo de intensidad cuando las trabajamos (todas excepto las de Colourpop, que contienen magia arcana) pero no dejan de ser los colores que os swatcheo y no se pierden en el proceso. ¡Así que bien hecho, W7! 

# Formulathions. Sérum de Malachite (Key Minerals).

Saliendo del makeup y entrando en el reino del skincare como os he comentado, voy en busca de un buen serum y crema hidratante que funcione bien con mi piel sensible y reactiva y me aporte la hidratación y retención de agua que necesito sin que sean pesados, grasos ni saquen brillos. Ojeando las nuevas marcas que han traído me llamó muchísimo la atención esta en concreto. Por sus packaging, la limpieza de sus productos... Voy a confesaros que suelo dejarme llevar por estas cosas, no puedo evitar que el marketing ejerza su función en mi y personalmente creo que esta marca española y cruelty-free ha dado en el clavo. Leyendo sus propiedades terminé de convencerme y les di una oportunidad. 

El sérum facial de 30 ml promete ser retexturizante además de acción inmediata. Tiene propiedades nutritivas, homogeneiza la piel y es anti-inflamatorio, anti-arrugas y anti-edad ayudando a recuperar el equilibrio de la piel. La Glicerina ayudará a mantener la barrera de protección de la piel. 

Contiene malaquita /antioxidante, antipolución, detoxificante, aumenta la producción de colágeno y elastina/, blue tansy /antibacteriano, antiinflamatorio y calmante/, oligoelementos /antioxidantes y antiinflamatorios/ y glicerina /humectante/. 

Voy a confesaros que esto me ha hecho hacer una búsqueda porque la mayor parte de los ingredientes no tenía muy claro de qué forma nos beneficia a la piel especialmente porque contiene muchos minerales y metales. Suena extraño al principio, ¿verdad? Pues resulta que tiene muchas propiedades beneficiosas y cada vez se están utilizando más. Empezando por la malaquita que es una piedra verde semi preciosa resulta que es genial para proteger y reforzar las defensas de la piel. El blue tansy (conocida como tanaceto en español) es una flor que se lleva utilizando durante muchos años para usos médicos y llega a la cosmética gracias a sus propiedades relajantes en aromateriapia ayudando a calmar y desinflamar la piel. Por último, los oligoelementos resultan ser la mayor parte metales presentes en nuestro cuerpo y que ayudan al buen funcionamiento de las células. Sin embargo no las producimos de forma natural y las obtenemos mediante los alimentos... así que incorporarlas en cosmética me parece, de principio, una idea genial ya que ayudan a que las células se regeneren de forma natural y mucho más eficaz.

Sorprendente, ¿verdad? Yo me he quedado así y me resulta todavía más interesante la apuesta de Formulathions a la hora de crear sus productos. En la práctica, resulta ser un envase de cristal con pipeta fina que me da una impresión genial a la hora de tenerlo en la mano (el marketing, el marketing). El olor me resultó sorprende y porque huele fuerte y curioso. Supongo que es el tanaceto pero para mi se asemeja al clásico visvaporus que descongestiona cuando estamos acatarrados lo cual, si me paro a pensarlo, me parece genial porque precisamente entiendo que ayuda a desinflamar y descongestionar la piel. Es de un color azul muy llamativo y la sensación a la hora de aplicarlo es frescor, alivio y una rápida absorción. Su textura es líquida y se necesita poco para abarcar todo el rostro. De momento tengo que decir que me está encantando, que retiene la hidratación de mi piel lo cual es perfecto. Estad atentas a mi Instagram y al de @thebellasgang porque iré actualizando según pase el tiempo. Además no he notado reacción por su parte por lo que creo que ha sido un acierto total. ¡Recomendadísimo!


# Formulathions. Crema hidratante de centella (African Secrets).

Por otro lado, vamos con la crema que más curiosidad me generaba y de la que sobre todo, más necesidad tenía. Voy a contaros una anécdota y es que desde el principio, el nombre de centella me recordaba a centollo y sentía una tensión enorme porque una parte de mi mente pensaba que me estaba aplicando marisco con el rostro... y en fin, que es Cruelty Free así que no, lo que de verdad es es una planta de origen asiático (aliiiiiivio).

Lo que nos cuenta el envase es que es una crema reparadora de centella asiática con un increíble poder cicatrizante, antiinflamatorio y gran capacidad antioxidante. Promete ser una verdadera revolución en cuanto a su fórmula para nutrir la piel del rostro. Dice que toda la esencia de las materias primas más exclusivas del continente Africano han sido combinadas con las últimas innovaciones en activos cosméticos. Refuerza la barrera de la piel, aporta elasticidad, flexibilidad y suavidad.

Contiene centella asiática (mi amigo el centollo) /cicatrizante, antiinflamatoria y antioxidante/, manteca de karité /hidratante, contiene Vitamina E y es antiinflamatoria/, colágeno /humectante, elasticidad, tersura y firmeza/, aceite de marula /antiinflamatoria, cicatrizante/, aceite de moringa /antioxidante, emoliente y antibacteriano/, glicerina /humectante/ y aceite de argán /regenerante e hidratante/.

Vamos, que parece el santo grial así tal cual y sin anestesia. La crema en si, también viene en un bote de cristal y contiene 60ml e igual que el sérum, mola mucho tenerlo en la mano y sentirlo. Ambos packagings siguen la línea de etiquetas blancas y minimalismo pero este, además, trae pump para poder controlar mejor el producto que utilizamos. Personalmente, con un pump me sirve para todo el rostro ya que la crema parece densa pero en contacto con la piel se deshace convirtiéndose en algo más parecido al gel con base acuosa. Sin embargo, cuando la extendemos notamos la nutrición e hidratación que nos aporta porque al trabajarla la sensación es de ser un gel denso. También me resulta fresca de utilizar, apenas tarda en absorberse y me deja la piel increíblemente suave y luminosa. No me saca brillos lo cual es de agradecer y tampoco he tenido reacciones adversas. La estoy utilizando únicamente a ella mañana y noche porque quiero observar bien los resultados que aporta que, de momento, están siendo muy positivos. Cumple con su función hidratante y el hecho de que contenga tantos elementos cicatrizantes me está viniendo genial ya que estoy sufriendo un ligero brote de granitos por el estrés y me ayuda muchísimo a que no dejen marca. 

Sin duda alguna tengo que deciros que la marca me ha sorprendido mucho. Entra por los ojos, por los bolsillos (sus productos rondan los 10/15€) y en su eficacia. Los aromas quizá no sean mis favoritos y tengo que acostumbrarme a ellos pero los resultados están siendo visibles desde la primera aplicación y me sorprende y gusta a partes iguales.

Así que, si podéis echarle un ojo y trastear con ellos en tienda, os lo recomiendo encarecidamente porque puede convertirse en unas de mis marcas favoritas muy rápido. Tienen una amplia gama de productos que podréis encontrar tanto en Primor como en Maquillalia.

¡Y eso es todo por hoy! He querido explicaros bien todo porque yo apenas he encontrado información sobre la marca o sus productos por Internet y como consumidora, agradezco este tipo de post. Espero que os sea útil y, ¡contadme vuestras impresiones!

Un abrazo grande.
Port de Valencia, España
viernes, febrero 16, 2018


Si me seguís desde hace tiempo sabréis que la fotografía forma parte de mi de una forma profunda y especial. Me encanta fotografiar, personas sobre todo y tengo una fijación por los grandes angulares (utilizo un 35 mm de Sigma) porque me permiten contextualizarlos en una historia, en el ambiente que los rodea cosa que me ayuda a hablar más y mejor de la persona a la que estoy retratando. Tengo un estilo de fotografía muy natural, íntimo quizá, me cuesta planear sesiones y suelo dejarme llevar por las sensaciones y emociones que vivo en ese momento. De verdad que para mi es algo muy, muy importante... Y todo esto para contaros que yo no suelo estar delante de una cámara. De hecho es la primera vez que me hacen una sesión de fotos a mi. Más allá del autoretrato no he dejado que nadie me fotografiase porque no suelo sentirme cómoda ni gustarme los resultados... Pero en esta ocasión, Ari (Aricuentista en Instagram) quiso hacerlo y quizá fuese la confianza o los años de amistad pero acepté... Y no pude quedar más sorprendida con el resultado porque, ¡Me encantan! 

Todas las fotografías que vais a ver las hizo ella en los mismos sitios en los que yo la fotografié (podéis ver la entrada y sesión en cuestión aquí) pero con un punto de vista completamente diferente. Cuando vi los resultados no pude evitar reír porque parecíamos Nana y Hachi, ¿habéis visto el anime? Y eso hizo que me gustase todavía más. Están editadas por mi porque tengo un TOC al respecto pero el arte de las fotos se lo debo exclusivamente a ella. ¡Así que gracias por el regalo que me hiciste, preciosa!

Espero que os gusten, porque a mi me tienen loca.
¡Un besazo!























Valencia, España
martes, febrero 13, 2018


¡Hola, preciosas! Lo que nos gusta a nosotras los buenos descubrimientos lowcost, ¿verdad? Pues estas dos joyitas de las que os voy a hablar llevan mucho tiempo conmigo y creo que, cuanto más tiempo pasa y más experiencia cojo, más las valoro. Porque son baratas pero son una maravilla y, sobre todo, el colorete de Sleek se ha convertido en uno de mis imprescindibles diarios. A veces tendemos a olvidar estas cosas porque tenemos otras mejores o que nos resultan más llamativas pero cuando vuelvo a ellos mi pensamiento es siempre el mismo: ¿Por qué no lo utilizo más?

La paleta Comfort Zone pertenece a la marca Wet n' Wild. Hace unos años y sin la existencia de Nyx de una forma tan accesible, fue una de las marcas lowcost que más destacaron por sus precios y la calidad que llegaban a ofrecer. Yo probé varias cosas pero tengo que deciros desde ya que no soy una gran fan de sus productos... Sin embargo, esta paleta destacó, entre otras cosas, porque una de sus sombras era un clon de Club que es, a su vez, una de las sombras más famosas y especiales de Mac Cosmetics

Por otro lado, Sleek, otra de las marcas lowcost más famosas, dio el pelotazo con sus coloretes y especialmente por uno de ellos que era muy parecido, si no un clon, del Orgasm de Nars. Como yo ya tenía una paleta de Nars de coloretes y entre ellos incluía el mismo, decidí no pecar con él porque para qué tener dos iguales. Y por recomendación Youtubera (me temo que no recuerdo de quien), me traje a casa el tono Antique 142 (que a día de hoy ya os adelanto que me recuerda mucho al Rapture de Urban Decay).


Por favor, ¡no me digáis que no es una maravilla! Esta paleta tiene todo tonos satinados perfectos para iluminar, dar profundidad al ojo, colores base y para resaltar. De hecho la propia paleta te indica dónde va cada sombra (Browbone, Eyelid, Crease y Definer) aunque evidentemente, hagamos lo que más nos guste después. Viene en dos filas con dos gamas de color diferentes, una más cálida y amarronada (que me vuelve loca) y otra neutra/fría con un tono verde para el párpado precioso que en realidad se pueden combinar perfectamente entre sí... Y es precisamente en esta última columna, el tono Definer de la izquierda el que se considera clon de la sombra Club perteneciente a Mac Cosmetics.

Tengo que deciros desde ya que es una sombra muy, muy especial. Fue de las primeras duocromas que pudimos encontrar con base rojiza pero azulada/morada cuando le da de cierta forma la luz. Es increíblemente bonita y solo por ella merece hacerse con la paleta entera que es, básicamente, lo que yo hice... Solo que después caí en lo bonitas que eran el resto de sombras y empecé a usarlas más. Sobre si es un clon o no, lo cierto es que se parecen muchísimo pero la de la Comfort Zone tiene un subtono más cálido y rojizo que Club.

Sobre si echo de menos mates en esta paleta... La verdad es que no. En el párpado apenas se nota el brillo que tienen y su pigmentación es increíblemente buena y alta para el precio que tiene. Me encanta porque es versátil, pequeña (cada sombra tiene 8,5 gramos) con packaging de plástico que ha sobrevivido a años y años, mudanzas y olvidos además de caídas y cuesta alrededor de 6€. Si amigas, ¡y podéis encontrarla en Primor! De verdad que todos los tonos, a pesar de ser básicos, son especiales y destacan la mirada. Así que si, la considero una joya de lowcost.


Por su parte, del colorete de Sleek solo tengo buenas palabras y más. Desde que lo re-descubrí hace unas semanas solo lo utilizo a él porque se ha ganado todo mi amor y mi corazón una vez más. Es de un rosa-marrón apagado con pequeños destellos que en su base se aprecian pero como véis, una vez aplicado, prácticamente apenas se percibe sin embargo, aparte de aportar color da una luminosidad preciosa a las mejillas sin ser evidente. Es que es bonito a rabiar, ¡por favor!

Su tono aplicado es tirando a natural, ese rubor elegante de colorete con un toque de color. Favorece muchísimo a todo tipo de pieles y trae un espejito interior que sorprendió bastante en su día. Como os digo, tiene muchos años ya y sigue pigmentando como el primer día así que un plus para él porque sobrevive al paso del tiempo que da gusto. Contiene 8gr y cuesta 5€ también en Primor.

Es que no me puede gustar más. A primera vista, el tono en la web nunca me hubiese llamado la atención pero en persona, probandolo y más aún, aplicándolo en el rostro es un amor de los grandes. Pocos he visto tan bonitos, llevables y perfectos como Antique. De hecho incluso bajo ciertas luces, da un poco efecto de contorno lo cual es, a patosas del contorno como yo, todavía más perfecto y un plus añadido.

¿Y vosotras tenéis joyas lowcost? ¿Cuáles son?
Un besito grande.