desiree verlangen

a lifestyle, skincare, makeup and photography blog

Instagram Photos

Cine: La Bruja (2016)

No sé que me pasó el otro día que me vine arriba y decidí ponerme una película de miedo yo sola. Mami, ya soy mayor. Que haya estado viviendo sola no cuenta, lo que importa es esto: ya he visto una película de terror yo solita como una chica mayor. ¡Hurraaaaaaa!

Y decidí ver La Bruja (utilizo la página MiraDeTodo. Si os gusta verlas en VOSE os la recomiendo  muy fuerte) de Robert Eggers. Del reparto no conocía ni a Peter pero me llamó muchísimo la atención Anya Taylor-Joy que interpreta a Thomasin la, digamos, más protagonista de todos.


Todavía sigo preguntándome por qué decidí ver esta película. El caso es que ganó el premio a la mejor dirección en el festival indie de Sundance y es el debut de su director. La crítica la alaba, dicen que para ser la primera película de Eggers se ha ejecutado con la maestría de un veterano, con un uso de los detalles magistral y una construcción psicológica de los personajes a través del entorno prodigiosa. La trama es sencilla.
Durante 1630 una familia very puritana es expulsada de la colonia inglesa donde viven y se trasladan a la linde de un bosque donde construyen una granja y esperan llevar una existencia tranquila y cercana a Dios. Sin embargo el hijo menor de la familia desaparece y culpan a Thomasin, la mayor, de brujería. Es entonces cuando debido a una fuerza sobrenatural maligna la familia empieza a fragmentarse.
A mi me decepcionó. Es decir, no pasé miedo. Mierda, para una vez que me lanzo a la piscina y no tiene agua, hay que joderse. Lo que más destaco de la película es su estética que me gustó mucho y tienen razón, hay un detalle cuidado con mimo en cada plano. Y en cuanto al desarrollo de la historia, pues bueno, no tanto. Me pareció lenta, sosa y anodina. Hay tres o cuatro escenas que sí me pusieron la piel de gallina y no por miedo, si no por lo imponentes que eran. Lo que destaca, a mi ver, son los personajes con una construcción solida y un carácter marcado que los hace muy diferentes entre si e incluso, el ritmo narrativo de la película los acompaña fortaleciendo su actuaciones. Thomasin me fascinó y William, su padre, también. A la madre la odié profundamente y los gemelos me ponían de los nervios y en estado de alerta cada vez que aparecían, qué grimosos. Es decir, que, básicamente, no es una película de terror si no un thriller psicológico con ambientación sobrenatural. Minipunto para Eggers en la dirección de actores, que consigan transmitir tantas emociones pero... Mi gozo en un pozo.


Eso sí, tengo que decir que el final ha sido espectacular. Tiene una de las escenas más impactantes que he visto en los últimos tiempos y la cabra... Ay, la cabra. Siempre dije que eran animales malignos, ellas y las ovejas (sobre todo después de ver Ovejas Asesinas, película de serie Z y Omega que, os recomiendo, no veáis NUNCA).

Así que supongo que tendré que elegir alguna otra para mi bautismo de fuego. ¿La habéis visto? ¿Qué os ha parecido?

With love,
Desirée.

Comentarios