desiree verlangen

a lifestyle, skincare, makeup and photography blog

Instagram Photos

Galaxia de Andrómeda

Mass Effect: Andromeda // MISS OR HIT?


Hoy quiero hablaros de un videojuego muy especial. Y si, es el Mass Effect: Andromeda. Lo considero muy especial por varios motivos; el primero es porque se ha echo de rogar años y años y el segundo es porque ha habido mucha controversia alrededor de este título por lo que probablemente esta entrada sea controvertida.

Pero, pongámonos en situación. Soy una gran fan de la saga Mass Effect. Los jugué por casualidad y sin saber qué es lo que me esperaba y a pesar de que los cogí tarde, no conocía nada de la saga ni nadie que me lo hubiese recomendado, empecé por el primero y me lancé a la piscina. Compré una edición fisica de los tres primeros juegos en versión Deluxe porque me llamó la atención la caja, el minimalismo y la elegancia de su portada y el tono futurista. Bueno, bueno, bueno lo que me encontré. Una de mis sagas favoritas pero desde lejos. Junto con Metal Gear y Kingdom Hearts hacen el trío dorado de sagas que adoro por encima de todas las cosas.

Lo que me enamoró de la saga Mass Effect fue... todo. La jugabilidad, los personajes carismáticos, la narrativa, la capacidad de decidir, de dar varias respuestas y de que todo ello afectase a la historia final y cómo se desarrollaban los acontecimientos. Esto tengo que recalcarlo mucho porque pocos juegos he encontrado que permitan la libre elección del jugador a la hora de tomar grandes decisiones que afectarán al destino de una galaxia. Esa responsabilidad que BioWare pone sobre nuestros hombros es inmensa e inmersiva y hace que entres dentro del juego como ningún otro que yo haya disfrutado tanto. Había momentos clave durante los tres primeros títulos en los que me tiraba horas para decidir lo que iba a suceder porque no había respuestas buenas y malas si no decisiones con consecuencias tremendas para tu historia. Sobre todo en el segundo título el cual es, por encima de todos los demás, mi gran favorito. Ay, Garrus de mi corazón, cuánto daño me has hecho (sobre todo porque tras seguir su arco sentimental al final la cagué y el tío se fue con Tali y yo los pillé manos en la masa... qué dolor de corazón, no exagero).

Con esto quiero decir que los he jugado varias veces, los he disfrutado, me han generado emociones y conflictos personales poniéndome entre las cuerdas cuando ningún otro juego lo ha conseguido. Su lore espacial, con mundos, razas alienígenas... Soy gran fan de la ciencia ficción y la saga Mass Effect lo contiene todo en su máximo esplendor

Así que entenderéis las ganas que tenía de coger el nuevo título cuatro años después de haber terminado por primera vez Mass Effect 3. Pues muchas, señoras y señores. Muchas, muchísimas.

La pregunta es, ¿qué hice entonces? Pues esperar. Porque el hype, la emoción y la precipitación son muy malas compañeras y no me equivoqué. Me dediqué a observar, a escuchar opiniones sin hacerles demasiado caso y a dejar que pasase el tiempo para cogerlo con más capacidad de criterio. Me daba miedo que fuese a defraudarme pero, a la vez, tampoco tenía demasiadas expectativas. Y ¿sabéis qué? Pocas veces he sido tan sabia.


Mi referencia era, sobre todo, Mass Effect 2. Pero también la comandante Shepard, los espectros, el N7. Toda esa maravilla que era la saga anterior. Mass Effect: Andrómeda, por su parte, es una precuela de los títulos anteriores. Eso me hizo torcer la nariz y mirarlo con suspicacia. ¿Qué podían crear que fuese tan interesante como la historia principal? Bueno, pues esto tiene varias respuestas.

Voy a espoilearos ya mi respuesta sobre mi este juego me ha parecido un miss o un hit... Pues si. Me ha gustado, y mucho. Pero también ha tenido sus cosas negativas y he querido hacer esta entrada precisamente para explicaros todo. Así que preparaos, coged el café habitual de este blog y a leer.

Los fans de la saga han devuelto el juego bajo gritos de protesta e indignación. Se han quejado de los gráficos, de que es un juego a medio terminar, de que las expresiones de los personajes dan vergüenza ajena y de que todos los femeninos eran feos. Sí, feos. Por no estar hipersexualizados, por ser mujeres normales... pero ese es otro tema del que no toca hablar ahora. Lo han puesto a parir por mil motivos mas y, a ver, que yo lo entiendo, pero las comparaciones son odiosas y precisamente por eso yo quise no hacerlo. Quise disfrutar del juego tal cual era y ver qué me encontraba... que queréis que os diga, no me decepcionó (o al menos, muy poco. Ya sabréis por qué).

De nuevo nos encontramos ante la elección de ser un personaje masculino y femenino pero esta vez bajo el apellido Ryder y de título, Pathfinder. Paso de traducirlo porque en inglés queda muy bien, para qué negarlo (pero sería algo así como pionero). Han salido varias arcas diferentes llenas de razas alienígenas: La Nexus, con especies de todo tipo incluyendo Krogan y Nakmor, La Hyperon, el arca humana, Leusina, el arca asari, Natanus, quariana y Paarchero, salariana y todas ellas en busca de un nuevo planeta al que llamar hogar dormidos bajo la criostasis ya que el viaje espacial sin retorno les llevaría 364 años y a una galaxia nueva llamada Andromeda

Es aquí donde tomamos el control de Sarah Ryder en mi caso cuando despierta y comprueba que todo lo que les habían contado no era cierto. No existen planetas ideales, hay una fuerza hostil que los ataca sin cesar y no tienen lugar donde refugiarse. Tu misión: hacer del cúmulo de Heléus en la galaxia Andromeda un lugar donde todas las razas puedan convivir, convertir los planetas en habitables y asegurar la supervivencia.

¿Lo que he ha gustado? Pues... Me encantó encontrar a las razas ya conocidas en esta nueva entrega pero me gustó mucho más encontrarme con nuevas especies haciendo que el mundo que conocemos de Mass Effect se haga aún más grande. Resulta que cada planeta que visitas es completamente visitable dándonos unos mapas inmensos con ciento de pequeñas misiones que crean un tapiz de historias rico y llamativo. Tengo que deciros desde ya que lo jugué en el modo normal porque soy una jugadora que le gusta disfrutar del lore y la narrativa, al igual que la jugabilidad y no tengo nada que demostrarle a nadie. Me pasé absolutamente todas las misiones, principales y secundarias y hasta se me hizo corto porque quise disfrutarlo al completo, poco a poco y sin prisa a pesar de tirarme semanas jugando sin parar.

Precisamente, este hecho de los mundos y mapas gigantes fue una de las cosas que me conquistaron. Es el juego en el que más mundos jugables puedes visitar y sobre todo, lo extensos que son, lo llenos de vida que están y las muchas cosas que puedes hacer.

(Este mapa es solo una pequeña parte de lo que descubres a lo largo de la aventura).

Además cada uno es diferente, con su ambiente. Hay mundos desérticos, con aire contaminado, congelados, llenos de selva, paradisíacos, con el agua tóxica. Variedad, señoras y señores y a mi esto me parece novedad porque hasta ahora en ME estabamos acostumbrados a desembarcar, hacer nuestras misiones y volver con más o menos un mapa pasillero. Y no me quejo en absoluto pero en esta entrega lo he agradecido sin darme apenas cuenta.

Nos encontramos con una nueva tecnología, la relicta, capaz de cambiar la atmósfera de un planeta y convertirlo en perfectamente habitable para todos los miembros de La Iniciativa. Nos encontramos con nuevos personajes que en cierto modo hacen añorar a los antiguos porque si bien tienen sus historias personales con sus misiones y eso ayuda a empatizar con ellos... nos recuerdan demasiado a los antiguos. Personalmente me quedo con Peebee y Drack. Y no pude evitar sentir un escalofrío cuando hacen referencia a Sephard, o incluso aparece Liara en unos registros. Ay la lagrimita, recogedmela.

Mención positiva a la jugabilidad. Si, aunque no pudieses dar órdenes a tus compañeros en cuanto a sus habilidades, me ha parecido mucho más dinámico y entretenido que los anteriores. Aporta libertad, movimiento, combos chulis. Mencionar las batallas contra los arquitectos relictos que me hicieron sufrir pero sentir una gran satisfacción personal al destruirlos e incluso los puzzles de las cámaras que hacen sudar y probablemente hacer trampas y mirar en google porque a mi personalmente, los sudokus mal.


¿Qué no me ha gustado? Bueno... para empezar, yo le doy mucha importancia a los personajes que rodean al protagonista y en este caso, me he encariñado muy poco con ellos por no hablar de las relaciones románticas en las que, bueno, acabé con Peebee y no exploré ninguna más porque no me llamaban la atención (Garrus, sigues influyendome hoy en día, ¡basta ya!). Eso sí me supuso una decepción.

Me decepcionó la batalla final que ni pareció batalla final ni nada, y el final ya ni os cuento. Entiendo que es el inicio de una nueva saga de ME y tal pero... es que no sentí emoción. Fue más bien un "¿dónde está mi final épico? ¡Si ni si quiera me he enterado de que luchaba con el final boss!". Ñeeeee, error BioWare.

Tampoco me gustó el sistema de mejorar al protagonista porque había habilidades que me obligaba a subir por gastar los puntos pero que ni eran de mi rama ni los iba a usar jamás. Me daba agobio tenerlos ahí y yo seguir subiendo de nivel porque... francamente, este juego no es difícil y da igual las armas que escojas porque podrás pasártelo sin muchos problemas. Yo por ejemplo llevaba pistolas y francotiradores que se traduce en munición mínima pero da igual porque no tuve problemas en realidad.

Pero sobre todo lo que realmente, realmente me ha decepcionado ha sido la falta de decisiones vitales en este juego. He sentido que daba igual lo que decidiese porque no había consecuencias e hicieses lo que hicieses te iba a llevar al mismo final con ligeras variaciones que ni si quiera percibí. Y eso sí que me ha roto el corazón.

Por último, crítica a la creación de personaje. Esperaba mucho más con la tecnología que tenemos hoy en día. Me ha costado muy mucho crear un personaje que me gustase, me identificase y me sintiese cómoda.

Entonces, conclusión final:
Me ha gustado mucho porque dejé de lado las expectativas que tenía de la saga ME y decidí disfrutar sin más, cosa que he logrado. Ha habido cosas por el camino que no me han terminado de encajar pero la experiencia general de este juego ha sido muy positiva. Me encanta tener más material al estilo ME y estoy deseando que saquen las continuaciones.
No, no es digno sucesor de sus anteriores entregas. Si, como título independiente con ambientación de Mass Effect me ha gustado.
¡Y eso es todo por ahora!
Si lo habéis jugado espero comentarios al respecto y que discutamos todo eso.

Stellarfirefox // Desirée


Comentarios

  1. Ay, Mass Effect... Es mi eterna saga pendiente y aunque he intentado ponerme en serio con ella varias veces nunca lo consigo. No sé qué me pasa, porque no es que no me guste ni nada, pero se me hace difícil entender los conceptos, o algo así, y termino dejándola (vas a matarme por esto, lo sé) Pero tu entrada me ha dado ganas de jugarla. La pregunta es... ¿Conseguiré esta vez terminar aunque sea el primer juego? ¡Crucemos dedos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario