social icons

search

desiree verlangen

a skincare, makeup and photography blog

otro contenido en el blog
Valencia, España

De iPhone 8+ a Huawei Mate 10


Quiero contaros mi experiencia con respecto al iPhone 8+ y por qué me pasé al Huawei Mate 10. Si me seguís por redes sociales (Twitter e Instagram), hice un post y stories respectivamente preguntándoos que opinabais al respecto. Si merecía la pena cambiarse del gigante de los smartphones a la marca China que viene pisando fuerte. Recibí muchos comentarios al respecto, personas pro Apple que la defendían a capa y espada y personas pro Android (que no Huawei) que hacían otro tanto desde el otro lado de la guerra. Por que sí, esto parece una guerra y los que somos de picar a un lado y otro a veces nos sentimos confundidos por el rechazo acérrimo y total que se tienen los unos a los otros. 

Sobre todo me hicieron incapié en la optimización de iPhone por encima de Android y en la customización y la posibilidad de acceder a todo el teléfono Android contra la manzanita. También me comentaron lo dificil que es pasarse de un SO a otro y que probablemente me arrepentiría. Eso, y que la cámara del iPhone era más natural

Personalmente ya os adelanto que yo soy de tenerlo todo. Tengo un PC montado a piezas por mi con Windows y tengo un Macbook Pro. Y estoy muy contenta con mis elecciones. Me encanta jugar con Windows, la potencia que me ofrece y trabajar con él y tener toda la accesibilidad del mundo con respecto a transporte, viajes, calidad de imágen y edición que me permite el Macbook Pro y me parece el combo perfecto. Así que, como he dicho, me confunde el rechazo que se tienen los unos a los otros porque se puede disfrutar de ambos y seguir siendo una persona válida. 

Ahora viene mi dilema. En cuanto a teléfonos móviles llevo muchos años apostando por iPhone. Como fotógrafa, es casi una necesidad vital llevar en mi bolsillo una cámara fotográfica portátil que me de los resultados que busco y deseo en todo tipo de situaciones entendiendo que es un móvil, por supuesto. Sus cámaras siempre me han enamorado, me encantaba el SO sencillo, intuitivo y limpio y me daba igual que fuese cerrado y no pudiese hacer nada con él. Me resultaba cómodo, bonito y lo disfrutaba. Fin de la historia con respecto a ese tema. No ha sido el problema ni motivo de mi decisión en ningún momento.

#Antecedentes.

Antes de el iPhone 8+ he tenido un iPhone 6s por más de dos años y medio y anteriormente a ese, un iPhone 4. Se han cruzado en mi camino el Sony Xperia Z2 y el Xiaomi MI3 y ambos me han durado un suspiro. El primero me lo robaron y el segundo se cayó al váter así que supongo que la vida me estaba diciendo que continuase con Apple y eso hice. Muy contenta. Hasta que llegó el momento de saltar de generación con las expectativas que eso conllevaba. La fotografía móvil ha avanzando a pasos agigantados y con competidores como el Note 8 o el Google Pixel, iPhone tenía que seguir siendo una buena opción y mejor lo "malo" conocido que lo bueno por conocer, eso dicen. Las reviews y opiniones que encontraba lo corroboraban y en mi incursión a tiendas para probarlo, también. En aquel momento acababa de salir el Huawei P10 con su cámara Leica... cosa que me hacía muchos ojitos porque, por favor, ¡es Leica! ¡El gigante mundial en lentes desde la Segunda Guerra Mundial! Tenía que ser good stuff pero... no. La comparación con la cámara del iPhone y su modo retrato hizo que ganara el segundo y sin más, lo pedí. 


#Primer intento: La emoción por la novedad.

Preciosísimo, en color oro rosado. Cristal por detrás que te hacía sentir que estabas sujetando una joya. Minimalismo y color blanco de Apple. Earpods con sonido maravilloso y su... ¿cargador de carga rápida? ¡No! El normal, porque todos sabemos que si quieres mejoras, tienes que apoquinar. Bueno, no pasa nada, tengo tres horas al día para cargarlo. Una pantalla bien grande, toda un novedad para mí y un gustazo. Todo bien, todo perfecto. ¡Vamos a hacer fotos que es lo que interesa! Y... oh, la emoción del principio. Modo retrato, ¿por qué le mete un zoom interior? Me pone nerviosa. Me pone muy nerviosa. Qué decepción de cámara delantera... la verdad es que prácticamente ni un selfie saco. Pero bueno, se supone que es un super movil, entendí que quizá fuesen las condiciones lumínicas y no en si la cámara. De todos modos había algo que no terminaba de encajarme... Y tampoco tenía la emoción que esperaba tener. En cuanto al vídeo tengo que decir que me sorprendió de buena manera su grabación en 60fps y la calidad general. Hice, incluso, dos vídeos para mi canal de Youtube con él así que nada que objetar... al contrario, más bien.


#Segundo intento: Moment lens.

Por el camino encontré unas lentes maravillosas que hacían a la cámara más angular. En concreto, las Moment Lens apadrinadas, además, por Casey Neistat. Con esas buenas referencias no lo dudé y me lancé a por ellas, sobre todo a por la que simulaba ser un 35mm y aunque son maravillosas y de una calidad excepcional... no funcionaban con el modo retrato que era lo que más expectación tenía yo por probar ya que, como he dicho, el zoom interior me molestaba mucho y que tuvieses que irte a dos metros del objeto en cuestión para hacer la dichosa fotografía. Así que aunque la lente fuese maravillosa, fue una decepción grande porque tampoco podía usarlo para ese fin. Tenía yo ahí un run run interior que no se me quitaba.



#Excursión a Media Markt.

Esto no es un patronicio ni mucho menos. Yo a Media Markt ni agua, pero resultó que fuimos a cotillear algunas cosas y entre los móviles cogí sin fijarme mucho el Huawei Mate 10. Como siempre, fui directa a por la cámara e interiormente se hizo un silencio tremendo. Hice, de hecho, una foto con el modo retrato y el silencio se convirtió en un vacío. Mire a Pat, que me acompañaba, de reojo y él tampoco dijo nada por un momento porque ambos dos lo sabíamos: era una pasada y molaba mucho más que el iPhone 8+ que yo tenía. Ese momento fue incómodo, si, muy incómodo y cuando nos fuimos no dejé de darle vueltas. Me había gustado mucho y tras eso me lancé a diversas investigaciones.

Seguían poniendo al iPhone 8+ como mejor que el Huawei Mate 10 en muchas cosas y en otras, no. Como la potencia que tenía este teléfono o la cámara, a mi ver, que tenía mayor apertura de diafragma y una lente de 20 megapíxeles dedicada al blanco y negro además de ser, de nuevo, lentes Leica (cómo se te nota el plumero con el B&W, guapi). Pero sobre todo, el hecho de que el modo retrato no tuviese ese zoom odioso, los buenos resultados que daba ¡y que encima lo tenía en la cámara delantera!

#Tomando la decisión.

Aquí entráis vosotros porque fue en ese momento cuando os consulté con las ya consabidas respuestas. Me metí en Wallapop y encontré un Huawei que estaba por usar en color Moca que tenía mi nombre y ese mismo día hice el cambio. Para los curiosos, cambié mi iPhone 8+ por el Huawei y me dieron 150€ más que yo pedí por él. Todavía tenía ahí una pequeña duda... pero se disolvió en cuanto encendí el teléfono y me puse a juguetear con él. De cabeza a la piscina.


#Comparativa fotográfica con el Huawei Mate 10 vs iPhone 8+.

¿Cuales son mis conclusiones y cual me parece mejor? Pues vamos a entrar en materia. Ambos tienen cosas buenas pero si duda alguna me quedo con el Huawei Mate 10. Creo fervientemente que tenía razón y a nivel fotográfico, disfruto muchísimo más con esta cámara. La calidad es altísima, hace unos desenfocados que me roban el corazón y que quedan perfectos además que me recuerdan a los que hace mi cámara reflex con el objetivo 35mm lo cual me parece importantísimo. Cuenta con un zoom interior con el que el desenfocado se mantiene por lo que podemos recrear perfectamente el estilo de iPhone. Por otro lado, me encanta que de forma nativa cuente con el modo pro en el que podemos controlar absolutamente todo; ISO, velocidad de obturación, apertura de diafragma... eso sin contar los modos de fotografía que vienen en el modo automático como, resaltar comida, pintar con luz, ¡panorámica en 3D! Y mencionar, sobre todo, que funcionan. Es alucinante. Su cámara en blanco y negro tiene una lente dedicada de 20 megapíxeles que capta directamente la fotografía en blanco y negro, lo cual no lo hace ninguna otra cámara. Además este objetivo pasa información lumínica al principal para aportarle más datos y más calidad lo cual, se traduce en una mejora visual y encima, cuando edito las fotografías en Lightroom parece que fuesen con cámara reflex. Sin contar, evidentemente, de que puedes disparar en RAW de forma nativa, de nuevo. ¿Se le puede pedir más? No tengo ni idea de por qué en las comparaciones iPhone gana por un poquito más porque este móvil me ha aportado muchísima más calidad y buenos resultados que la de la manzanita. La frontal ya ni os cuento... para ser frontal es una maravilla y también cuenta con modo retrato para hacer desenfocados que quedan maravillosos. No paro de usarlo. Además, el modo belleza ayuda mucho en situaciones de luz complicada aportando mejores resultados. ¡Bravo, Huawei!

Con datos técnicos, iPhone 8+ cuenta con dos lentes con estabilizador óptico de 12MP y apertura 1.8 con la frontal de 7MP y apertura de 2.2 de diafragma.
Huawei Mate 10 también tiene dos ópticas con estabilizador pero una de ellas tiene 20MP, ambas con apertura 1.4 y la frontal es de 8MP con apertura 1.6.

Sobre la grabación en vídeo, ambos cuentan con grabación en 4K a 720p, grabación a 1080 en 60fps y en 24, el modo normal así como cámara lenta. Pero el micrófono de el Huawei Mate 10 es muchísimo mejor ya que en el de iPhone apenas se oye nada, de hecho, yo tenía que ponerle un micrófono externo. ¿Por qué haces eso, Apple?


#Comparando el resto de aspectos.

Ya os habéis dado cuenta de que para mí la cámara es lo más importante de un terminal móvil. Y la conclusión de que la estoy disfrutando como una niña con zapatos nuevos pero os preguntaréis, ¿qué pasa con el resto de cosas?

La única lanza que puedo romper a favor de iPhone es que, es cierto, su terminal es más rápido porque está mejor optimizado, su SO es más sencillo y para usuarios de Apple requiere un tiempo de adaptación y su diseño general mola más. Lo comparo con Huawei y entiendo que este teléfono lleva apenas unos pocos meses en el mercado y necesita que lo optimicen, lo cual harán en el futuro, pero por todo lo demás, gana Huawei y os voy a contar por qué.

Su pantalla es una pasada. Han utilizado al máximo el espacio que tienen dejándolo apenas sin bordes recordándome mucho al iPhone X pero mucho más bonito y con más pantalla. Esto lo he notado muchísimo, no solo porque es más grande -5.9 pulgadas frente a las 5.5 de iPhone- si no porque la calidad de imagen es mejor. Cuenta con mayor resolución siendo Full HD (e IPS) de 2560 x 1440 vs el 1920 x 1080 de iPhone. Para mi, eso se traduce en una experiencia maravillosa como usuaria ya que disfruto mucho más de ver videos en el movil, fotografías, leer artículos... y respecto a la reproducción de colores tan famosa de Apple no he notado diferencia. Voy a decirlo claro: utilizo mucho más mi móvil para ver Youtube, escuchar música, leer artículos, etc. Además para conseguir aún más espacio puedes quitar el menú clásico de Android de la parte inferior y manejarlo todo con "el lector de huellas". Un toque para ir hacia atrás, una pulsación larga para ir a inicio, un deslizamiento hacia la izquierda para las aplicaciones abiertas... y no sabéis lo mucho que me gusta este sistema, además de que tenga lector de huellas en la parte delantera y de que este funciona muchísimo más rápido que el de iPhone.

¿Rapidez? ¿Memoria? Pues Huawei Mate 10 cuenta con el procesador Kirin 970 de ocho núcleos y 4GB de RAM frente a A11Bionic de 6 núcleos y 3 GB de RAM de iPhone. Kirin cuenta además con una IA que nos ayuda en el día a día y personalmente yo lo he notado en la predicción del teclado que suele clavarme lo que quiero escribir o los haghstags que utilizo en mis redes. Llevo poquito usándolo así que tampoco he explorado mucho este sistema.
Mencionar, además, la capacidad. Aunque ambos son de 64GB de memoria, al Huawei Mate 10 puedes meterle más con una tarjeta de memoria. Y esta facilidad la he echado yo mucho de menos en iPhone porque no tengo que estar calculando el espacio al milímetro, borrando fotos, vídeos y teniendo cuidado con lo que instalo. Tranquilidad mental, amigüis.

En cuanto a la batería, duran más o menos lo mismo. A pesar de que el Huawei tiene más capacidad de batería, su pantalla Full HD también consume más igualando el rendimiento pero, el Mate 10 incorpora su cargador de carga rápida y en menos de hora y media lo tienes funcionando de nuevo. iPhone por su parte, no lo lleva y carga de forma rápida el primer 30% y el resto de forma normal traduciéndolo en aprox. tres horas de carga. De todos modos, siempre podéis desactivarla y bajarla un poco de calidad y os durará mucho más. Personalmente a mi esto no me ha dado problemas y gestiono la batería como lo hacía con el iPhone.

¿Negativo para Huawei? No cuenta con resistencia al agua. Eso se lo han reservado para el modelo Mate 10 Pro que en principio no llegará a España, pero no es algo que me preocupe en exceso porque habiendo tenido un iPhone 6s durante tanto tiempo que tampoco contaba con ello, no es diferencia. No sé, no se me ocurre meterlo al agua, queridos.

#Experiencia de uso y opinión final.

Sobre si me ha costado adaptarme o no: pues no. Los primeros días si se me hizo un poco extraño pero hay facilidades para todo. Pude hacerme una copia de seguridad de mis contactos y pasarla a Android en tres pasos muy sencillos, y a día de hoy os diré que creo que me gusta más Android. Precisamente porque  su capacidad de customizar las cosas para que te resulten más cómodas es maravillosa. No me gusta, por otro lado, que me cree mil carpetas con fotos repes cuando las paso a VSCOcam, Whatsapp, Twitter... pero por lo que tengo entendido hay aplicaciones para que eso no pase así que estoy estudiándolo. Tampoco me gustan los iconos que hay en este SO además de que me falta Siri y me cuesta escribir un poco más con este teclado, pero estoy mucho más contenta con este móvil y a todo se adapta una cuando la experiencia es positiva. Si he tenido que sacrificar algo de lo bonito del diseño, a Siri y a iconos un poco mejores por la felicidad y experiencia que me proporciona este móvil, pues repetiría y os animaría a hacerlo si estáis en dudas como yo.

He querido ser sincera y por eso os he contado las cosas positivas y negativas de cada cosa. No pretendo convenceros ni mucho menos, si no contar mi experiencia. A apartir de ahora, pasará mucho tiempo hasta que yo vuelva a iPhone, la verdad... y si Huawei sigue manteniendo la colaboración con Leica y haciendo teléfono tan sumamente buenos como este, seguirán teniéndome como consumidora. Qué queréis que os diga, estoy muy muy contenta con mi decisión y a cada día que pasa más porque voy descubriendo cosas nuevas que me encantan y que hacen del uso de mi móvil una gozada.

Sobre la optimización y fluidez, a pesar de decir que iPhone está mejor aprovechado, el Huawei Mate 10 vuela y no me ha retrasado su utilización en ningún momento. Al cierre o aperturas de aplicaciones, iPhone puede ser algo más fluído pero a la hora de su uso diario, os puedo prometer que ni se aprecia.

¡Espero leer vuestras opiniones y todo debate es bienvenido!
Un abrazo a todos.


Comentarios

  1. ¡Gracias por el post! Ha sido superinteresante de leer. También es importante para mí una buena cámara en el móvil (junto con el almacenamiento son mis dos must a la hora de comparar), así que siempre vienen genial reseñas así para tenerlas en cuenta. Me alegro mucho de que te vaya bien con el nuevo móvil, sin duda una buena experiencia con un terminal que usamos a diario deja buen sabor de boca :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por pasarte, bonita! Me alegro que te haya resultado interesante. Para mí ha sido toda una sorpresa por lo que tenía que compartirlo si o si y si puede ayudar a alguien, pues genial. Cada día estoy más contenta con la decisión así que, ¡nada que objetar!

      Un besazo enorme.

      Eliminar
  2. Mira que soy pro-apple desde el iPhone 4S, pero después de leer tu entrada (maravillosa y super completa, por cierto) confieso me has hecho dudar y todo. Ahora tengo un iPhone 7 plus y aunque estoy encantada con él si es verdad que la cámara frontal no es todo lo buena que debería de ser. Después de leer las maravillas que comentas sobre la cámara del Huawei lo tendré en cuenta cuando cambie de móvil en un futuro lejano.

    Ha sido una entrada genial, de verdad. ¡Un abrazo! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi, ni la frontal ni la trasera. La camara del iPhone 7+ se parece mucho a la del 8+ y no digo que sea un terminal malo ni mucho menos, si no que me decepcionó para lo que era, lo que costaba y siendo Apple. Y ese maldito zoom, ¡el zoom endemoniado del modo retrato! Jajaja ahora eso si, graba vídeo que es una maravilla, mejor que el Huawei... pero como a mi lo que me tira es la fotografía, ¡claro ganador!

      No sé en un futuro como andarán los móviles pero desde luego, si sigue colaborando con Leica, deberías de tenerlo en cuenta ;)
      ¡Un abrazo grande grande!

      Eliminar
  3. Una entrada SÚPER interesante y súper bien explicada. Aunque yo soy pro-Apple entiendo PERFECTAMENTE tanto tu desilusión como el flechazo con el Huawei. La verdad es que tus últimos selfies me han parecido ALUCINANTES (supongo que también por la modelo) y me hacen pensar que mi cámara frontal de 6s es una patata absoluta. ¡Qué calidad de imagen! Y qué colores, qué luz... la imagen en sí es una pasada. Tendré muy en cuenta tus recomendaciones y el día que toque hacer cambio (que aún falta) lo tendré en cuenta. ¡Gracias por trabajar tanto y tan bonito en este rincón! Me maravilla dejarme caer por él. ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, y a mi me maravillan leer tus comentarios, bonita.

      De verdad que el hecho de que al menos os cause curiosidad me da mucha satisfacción. A veces nos encerramos en una marca pensando que es lo mejor y nos perdemos cosas que quizá lo superen en las cosas que nos importan (como la fotografía) o quizá no. Por eso, desde una persona que le gusta Apple y lo consume, te animo mucho a que le eches un ojo y me digas qué tal. Y la próxima vez que vayas a un FNAC, Media Markt o lo que sea, lo toquetees. ¡A ver si os traigo pronto un post con fotos hechas con el Huawei para que podáis ver claros ejemplos!

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. He de decir que yo tampoco quería cambiarme de Apple pero cuando el mi iphone4 petó del todo, me regalaron un HuaweiP9 y muy contenta porque lo que yo quería es que la interfaz fuera parecida a los de apple. Probé modelos android de Samsung antes, para mí eran como un poco chapuceras (aunque con los años ha cambiado) y me quedé con esa impresión de no querer decir adiós al iphone. Lo malo de los Huawei es que no me llegan notificaciones de las aplicaciones de mensajería aunque los configuro para que lo hagan jajaja

    A mi pareja, que tiene este mismo modelo, no ha tenido problema con ello. Le ha encantado la cámara del Mate10 y todo en general porque aunque él no hace fotos constantemente, le flipa la calidad y aspecto profesional con la que se sacan las fotos. Como ves no tengo ni idea del aspecto técnico de los móviles y soy más de usarlo para redes sociales y chorradillas.

    (Al fin he encontrado tiempo para ponerme al ordena y comentarte, que ya era hora. Tienes un blog muy cuqui <33)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿quieres enterarte de cuándo publico una nueva entrada?

Profile Photo

desiree verlangen

Profile Bio

¡Hola! Soy Desirée y este es mi blog.
Soy una madrileña viviendo en el Mediterráneo, creadora de contenido y beauty lover. Me centro en skincare y maquillaje porque sentirse bien con una misma es el paso más importante para disfrutar de la vida.

Instagram