desiree verlangen

a lifestyle, skincare, makeup and photography blog

Instagram Photos

Valencia, España

Y los altavoces llegaron a mi vida


¡AAAAAAH! La ilusión, por favor. Si, aunque os parezca descabellado el título es 100% real no fake de mi situación con los altavoces, nunca he tenido y siempre he tirado de los que tenía integrados la pantalla. Supongo que tiene que ver que, aunque sí soy cinéfila, melómana no tanto (esta palabra siempre me ha parecido algo tipo ladrón o algun transtorno chungo, de verdad) y en mi casa no había tanta tradición musical y por consiguiente, equipos de sonido. Me contentaba con mis cascos, maravillosos por cierto y para quien tenga curiosidad; Steel Series Siberia Frost Blue. Pero de un tiempo para acá valoro mucho, mucho más la importancia de tener un equipo de sonido decente y la libertad que me permite no estar enganchada a un cable. Yo que se,  que echaba mucho de menos tener uno y ya iba siendo hora.

Así pues, debido a mi reciente cumpleaños (que fue el 22 de Marzo) aproveché gracias a mi Tito y me hice con ellos que ya les tenía el ojo echado desde hacía tiempo porque no me digáis que no son bonitos, tan elegantes y blanquitos... ¡Es que eran la combinación perfecta con mi setup! Y sin más llegaron a mi vida, qué rápido el proceso, oye. Os voy a contar un poco sobre ellos por si sois como yo y no tenéis altavoces y queréis invertir en unos o no se, queréis cambiar los vuestros... Cualquier excusa es buena, amores, que me lo digan a mí. ¡Vamos a ello!


Estos altavoces son el modelo Z200 de Logitech y tienen 10 watios de potencia. La marca dice que son los #1 en venta de altavoces y doy fe porque en casa ya son los terceros que tenemos. Este en concreto se puede encontrar rondando los 33€ y en mi caso, en Media Markt. Tiene dos controladores, el del volúmen y el control de bajos con dos entradas minijack de 3.5mm. Podéis conectarlo al ordenador pero también al móvil, portátil e incluso televisión y el hecho de que sean tan versátiles me encanta porque igual de rápido que estás escuchando música en el ordenador, lo conectas al móvil y listo. Por supuesto, la garantía es de dos años.

En cuanto al tamaño son... medio, probablemente. Miden 24 centímetros de alto y 12 de ancho por lo que quizá no sean aptos para los espacios más pequeños pero como podéis ver más abajo yo los he colocado a ambos lados de mi pantalla y me flipa cómo quedan, el diseño elegante y blanquito con los toques en negro. Existe una versión en negro con los ribetes en blanco... Personalmente me gusta que el set up se integre lo máximo posible con el espacio de trabajo y no sentir que tengo mil cosas por encima de la mesa por lo que en este caso, en blanco eran perfectos. 

En cuanto al sonido, estoy muy sorprendida. Los probé en Media Markt pero no me pareció que se escuchase demasiado alto cosa que ha cambiado por completo en casa. Hay que tener en cuenta que en una gran superficie con mucho ruido los sonidos pueden pasar desapercibidos y sin embargo al enchufarlos aquí me he dado cuenta de la calidad tan buena que tienen. El control de bajos es estupendo y crean un ambiente de sonido stéreo que es una pasada. Es justo lo que buscaba y por un precio tan bueno ¡todavía más! 

Desde luego disfruto mucho de poder escuchar las cosas en buena calidad, sin cascos y creando un sonido ambiente tan inmersivo. Netflix, Youtube o jugar a videojuegos han cobrado una nueva profundidad que me encanta. No sé por qué he tardado tanto en hacerme con unos altavoces pero, desde luego, la adquisición ha sido inmejorable. Y podéis verlos integrados con todo lo demás, mis dos pantallitas (nada del otro mundo), teclado, ratón... En fin, mi rincón que adoro y en el que paso muchas horas del día.

¡Pero contadme! ¿Escucháis las cosas con cascos o con altavoces?
Un abrazo grande.


Comentarios

  1. ¡Qué bonitos son! Estoy enamorada de tu rincón de curro/gaming, es blanco y elegante (¡como tú!). Yo sí que soy bastante melómana pero por ahora no he podido invertir más en buenas herramientas para escuchar música. Tengo unos cascos Sony y una mini cadena que es mi ojito derecho; y para "trabajar" están los altavoces integrados dentro del Mac. ¡Y ya! Para pelis más de lo mismo, los altavoces de la pantalla. A ver si trasteamos un poco y conseguimos conectar la TV con la mini cadena para disfrutar más de la experiencia. ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Tengo los mismos altavoces que tu y estoy encantado con ellos, disfruto mucho escuchando música o viendo series mientras no estoy jugando y me pongo los auriculares (que tengo que cambiar por unos mejores). Muy buen post y sigue así que me los leo todos aunque no comente mucho

    ResponderEliminar
  3. Antes de nada, ¡muchísimas felicidades! Aunque sea con un pelín de retraso, mejor tarde que nunca ^^ Me encanta el diseño de los altavoces; yo siempre he tenido equipo de música y altavoces externos (más que nada porque antes de tener portátil usaba siempre el ordenador de mesa y no llevaba altavoces incorporados...), ¡pero ningunos tan elegantes y bonicos como los tuyos! Tendré en cuenta la marca para cuando tenga que jubilar mis altavoces, ¡eso de que tengan control de bajos me ha llamado la atención! *-*

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Morro. Pedazo equipón tienes, qué envidia <3

    Yo soy de escuchar todo con cascos: tanto música como juegos.
    Pongo los altavoces cuando estoy ahí súper motivada, ya para saltar y tal. Y mi gato se sienta y me juzga.

    Es genial tener un rincón para que puedas trabajar y jugar y todo. Donde te puedas evadir.


    ¡Un besazo, guapa!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario